El mito de Teseo

blank

 

Echa un vistazo a la mitología griega en torno a Teseo, ya que es una excelente alegoría del camino espiritual. Primero, derrota a Procrustes en su propia cama. Esto representa la falsa identidad. 

Segundo, derrota al Minotauro, que simboliza la naturaleza animal, y escapa del laberinto del subconsciente con la ayuda del hilo de Ariana. Esta es la práctica espiritual del recuerdo, que despierta la consciencia. Derrota al inconsciente.

Dédalo también escapa del laberinto sobrevolándolo con alas que representan las emociones sublimes.

Ícaro, en cambio, estaba obsesionado con las emociones sublimes, perdió el sentido de la moderación y murió. 

Luego, deja atrás a Ariadna, lo que es una victoria sobre la identificación y las ataduras. 

Establece la democracia en su ciudad, lo que significa encontrar el orden en sí mismo y aprender a dominarse, y se retira a una cueva, símbolo de la transición al Nirvana.

El Egeo representa el pasado que debe superarse, y se lanza al mar desde lo alto del acantilado. En otras palabras, el pasado ha de morir para poder renacer a un nivel superior. 

El rey Minos no es capaz de sacrificar un toro ante Poseidón. Esto representa su naturaleza animal, y sufre por ello.

La bestia que llevamos dentro, el Minotauro, nos exige sacrificios constantes y nos devora. Esto representa la naturaleza superior a través de las emociones negativas.

***

Quien se encuentra en el laberinto del Minotauro olvida el camino de vuelta, y el hilo de Ariadna es una práctica espiritual para desarrollar la memoria. Mientras no recordemos quiénes somos, no podremos escapar del laberinto del inconsciente, de esta vida. 

***

El laberinto existe principalmente en la mente y las emociones de las personas. Pero estas no son conscientes de que están en el laberinto, no ven que se han dejado enredar por las contradicciones de las ideas y sentimientos, por ese «yo» que tira de ellos en diferentes direcciones, por las mentiras y juegos de una imaginación enferma. 

Hasta que no se den cuenta de su confusión y empiecen a buscar una salida, nunca escaparán del laberinto, y estarán condenados a vagar por él para siempre como sacrificio al Minotauro. 

Pero, cuando comprendan que están atrapados en el laberinto de su mundo interior, sería un error buscar una salida hacia el exterior del laberinto, en las nuevas ideas e impresiones. La salida del laberinto se encuentra en su mismo centro. Solo ahí es posible permanecer en silencio y desvinculado de todo lo que uno creía ser, lo que era, en realidad, el laberinto de la falsa identidad.

Cuando emerjamos en forma de consciencia y nos elevemos por encima de todo lo que considerábamos el recuerdo de nuestro pasado y nuestra historia personal, encontraremos nuestro «yo verdadero». Y esa es la salida del laberinto. 

El principal obstáculo es que, fascinados por cualquier impresión, la idea más banal o una emoción negativa, nos olvidamos por completo de esta tarea. Por eso se necesitan «despertadores», alguien que nos despierte y nos recuerde esta tarea. Y eso representa el hilo de Ariadna.
 

 

🪬 Encuentra tu amuleto de poder
😇 Participa en un ritual individual
📚 Descubre más conocimientos sagrados en los libros
🔮¡Ve la Obra Maestra animada que revela los misterios de la humanidad!
😍 Podrás conocer a los protagonistas de los libros en nuestros seminarios